Del Cóndor al Buitre

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La restauración conservadora en marcha.
Una nueva etapa se abre en América Latina. Los ojos imperiales vuelven a posicionarse con fuerza sobre nuestro territorio, después de lar-gos años de guerra en el Medio Oriente. Son tiempos de alerta donde la organización popular debe encontrarse articulada y cohesionada. La suerte de los pueblos se juega en ello.

Lejos de haber vivido tiempos de calma, tuvi-mos en este siglo tristes episodios de golpismo imperial-oligárquico contra gobiernos populares que emergieron al calor de las crisis neolibera-les de finales del siglo XX. Entre los casos más notorios, encontramos el golpe fallido y secues-tro del comandante Chávez en Venezuela en el año 2002, el golpe frustrado al presidente Evo Morales en Bolivia, que culminó con la Masacre de Pando en el año 2008, el derrocamiento del presidente de Honduras Santos Zelaya en el año 2009 y la destitución del presidente Lugo en Paraguay en el año 2012. Sin olvidarnos de la embestida patronal agro-mediática del año 2008 contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y la rebelión policial en Ecuador que casi se cobra la vida del presidente Rafael Correa en el año 2010, solo por dar ejemplos. La novedad de la época, es que tras años de
desgaste de la gestión gubernamental nacional y popular, la derecha local, vinculada al agro, las corporaciones multinacionales y mediáticas
y a la banca financiera internacional logra con-seguir victorias electorales en comicios limpios. ..En Argentina, la alianza Cambiemos, liderada por el dirigente neoliberal Mauricio Macri, acaba
de conseguir la presidencia de la República y la gobernación de la provincia con más peso elec-toral, otrora bastión hegemónico del peronismo.
En Venezuela, la coalición MUD, opositora al gobierno de Nicolás Maduro logró imponerse en las elecciones legislativas del pasado domingo 6 de diciembre. Y en Brasil, la oposición ame-naza con llevar a juicio político a la presidenta Dilma Rousseff.
Ni lerdos, ni perezosos la derecha neoconser-vadora busca romper de inmediato el eje de in-tegración regional Venezuela-Brasil-Argentina con el objetivo de girar la región hacia la alianza del Pacífico conformada por Chile, Colombia, Perú y México y que digita el imperialismo nor-teamericano. Apurado y todavía sin haber asu-mido la presidencia, Mauricio Macri espetó la posibilidad de aplicar la cláusula democrática contra Venezuela dentro del Mercosur, para pronto moderar su discurso, pero no sus inten-ciones.

El gabinete de alianza Cambiemos es un gesto fuerte de alineamiento “carnal” con las corpora-ciones multinacionales y la banca financiera. In-cierto es el destino de la industria y del sector trabajador de la sociedad, que verá menguado su salario tras el cimbronazo devaluatorio y el recorte de subsidios a los servicios gritados a viva voz por lo gerentes o “CEO’s” devenidos en funcionarios públicos.

Pasemos lista al gabinete:

Alfonso Prat-Gay (Ministro de Hacienda y Fi-nanzas): realiza su carrera profesional como niño mimado del banco de Londres JP Morgan Chase. Luego será el niño mimado de Cavallo, quién lo inicia como político y lobbista de sus nefastas políticas económicas. En el año 2002 y hasta el año 2004 se desempeñó como presi-dente del Banco Central en el marco de nego-ciaciones con el Fondo Monetario Internacional.
-Juan José Aranguren (Ministro de Energía y Minería): ex CEO de Shell. Declaró a los medios de comunicación que la soberanía energética
no era “relevante” y llamó “esquizofrénica” a la política de subsidios a los servicios energéticos.

Gustavo Lopetegui (Asesor de la jefatura de gabinete): ex CEO de LAN. Los intereses de la empresa LAN han desatado un fuerte lobby contra nuestra Aerolínea de bandera. Ahora su CEO asesora en materia política.
Mario Quintana (Asesor de la Jefatura de Ga-binete): fundador del fondo Pegasus, dueño del directorio de Farmacity, Freddo y Musimundo.

Susana Malcorra (Canciller): ex Ceo de IBM y Telecom. Llamó a “desideologizar” las relacio-nes exteriores de la región. También mencionó que el “ALCA no es mala palabra”.

Federico Sturzenegger (Presidente del Banco Central): ex Secretario de Política Económica del Ministro Domingo Cavallo, fue vinculado con la estafa financiera más grande que vivió nues-tro país: el Blindaje y el Megacanje. Fue un ac-tivo militante a favor del pago a los fondos buitre y hasta llegó a manifestarse a favor de la priva-tización del Banco Nación.

Carlos Melconian (Presidente del Banco Na-ción): de prontuario extenso, este siniestro per-sonaje se desempeñó como Jefe de Departa-mento de Deuda Externa en el Banco Central en 1986 donde anuló las investigaciones sobre endeudamiento privado contraído en el exterior que absorbió el Estado. Fue además presidente del Banco Central, asesor económico del go-bierno de Menem y asesor del Banco Mundial.

Ricardo Buryaile (Ministro de Agricultura, Ga-nadería y Pesca): acaudalado terrateniente for-moseño, dirigente de las Confederaciones Ru-rales Argentinas (CRA) fue una de las caras del conflicto de las cámaras patronales durante el año 2008. No se sonrojó cuando dijo por esos años que el congreso debería ser cerrado. Fue acusado por campesinos formoseños de explo-tar y reducir a la esclavitud a peones para
Francisco Cabrera (Ministro de Producción): Ingeniero en electricidad y electrónica, hizo ca-rrera en el mundo del marketing en la empresa Hewllet Packard, fundó la AFJP Máxima y formó parte del grupo Roberts, HSBC y Buenos Aires Seguros. Por si fuera poco, fue director ejecu-tivo en el diario La Nación.

Isela Constantini (Presidenta de Aerolíneas Ar-gentinas): ex Ceo de Chevrolet, con licencia en General Motors. El Secretario General de la Asociación de Pilotos de Aerolíneas Argentinas,
Pablo Biró, denunció el plan de Cambiemos para la empresa, que tiene como objetivo redu-cir la planta de trabajadores en 1500 puestos.

Luis Caputo (Secretaría de Finanzas): fue miembro del Deutsche Bank y hoy llevará ade-lante las “negociaciones” con los fondos buitre. Más que decisiones producto de una negocia-ción soberana, todo indica que fue puesto para instrumentar órdenes impartidas por este pe-queño grupo tan poderoso como delictivo.

La lista sigue en la fila de funcionarios nacio-nales y provinciales, que conforman una peli-grosa yunta de gerentes de empresa disfraza-dos de “gestores eficientes” (¡uff, que cuento viejo!), dirigentes conservadores y figuras vin-culadas al pasado trágico de nuestro país como Patricia Bullrich (hoy Ministra de Seguridad), la tristemente célebre ministra de Trabajo y Segu-ridad Social del gobierno de la Alianza, que re-cortó el 13% a las jubilaciones y a los salarios estatales o Eugenio Burzaco (hoy Secretario de Seguridad) quien asesoraba a la policía brava del gobernador neuquino Jorge Sobisch cuando ocurrió el asesinato del maestro Carlos Fuente-alba y tiempo después, al frente de la Policía Metropolitana llevó adelante la represión en el Parque Indoamericano que terminó con la vida de 3 personas, solo por mencionar algunos.

Lejos de quedar impávidos ante este avance cuasi obsceno de la derecha que regala globos y caritas contentas, canta y baila, el Movimiento Nacional está llamado a desandar errores en pos de la unidad y la vuelta a una identidad y a un programa común que nos reconcilie con el mandato histórico que la hora nos encomienda cumplir: DEFENDER LA PATRIA DE LA RES-TAURACIÓN CONSERVADORA.

Los sindicatos, los movimientos sociales, los partidos con programas populares, los frentes universitarios, y todas las organizaciones que conforman el campo popular están obligadas a converger en un espacio de entendimiento mu-tuo para defender las conquistas logradas. Ya lo dijo ese gran pensador que era Hernández Arregui: “El dilema es de hierro: o Nación o Fac-toría”.

La dirigencia que hoy se hizo con el país plantea ser la factoría mansa de intereses cor-porativos. Este pueblo, argentino y latinoameri-cano, que mucho sabe de resistencia hará oír su voz ante tamaña impertinencia. No le falla-remos a nuestra historia.

©2021 ATUNLA. Todos los derechos reservados. Diseñado por Polsk