Esta pequeña eternidad hasta el 22 de Octubre

Pasaron las P.A.S.O. y ha dejado un tendal de dimes y diretes, ¿no? Desde la noche del recuento provisorio hasta los largos 12días que pasaron para saber fehacientemente que Cristina ganó por un poco más de 20.000 votos dicha elección. Desde el oficialismo minimizaron como “un puñado de votos” y desde el sector de Cristina ese “puñado de votos” significaría que Jorge Taiana sea el tercer senador elegido por la Provincia de Buenos Aires, resaltando así, la importancia de un voto o 20.000.

Así de grande está la grieta en Argentina que no nos ponemos de acuerdo ni siquiera en la importancia de un voto. Pero mucho se habló ya, así que vamos a enfocarnos en el 22 de octubre. Cuando esta gloriosa revista de trinchera vea la luz, faltará más o menos un mes para las elecciones
definitivas, las que valen. Las que definirán varias cosas que sucederán en estos próximos dos años de gobierno del ingeniero
Macri. Entonces, como bien dije unas líneas arriba, pongamos la mirada en varios aspectos que, a mi entender, serán definitorios en el escrutinio final (que esperemos sea transparente, rápido y serio), veamos entonces….

Cristina y Bullrich (+ Vidal) no se van a despegar mucho entre sí en el resultado final de la elección, existe claramente una polarización en la Provincia de Buenos Aires ya que se ha esfumado el 40% de votos que Massa logró en el 2013. El escrutinio será cabeza a cabeza, jugarán un papel muy importante los intendentes y fiscales de mesa para el control de las urnas en el caso de Cristina y el aparato gigantesco del estado en el correo, gendarmería y medios de comunicación en el caso del ex ministro de Educación Bullrich.

Ganará quién sepa capitalizar la huida de los votos de dos candidatos muy venidos a menos: Sergio Massa y Florencio Randazzo. Se ha visto a Cristina empezar a peronizarse estos últimos días y no es casualidad. Los cinco puntos porcentuales que logró Randazzo se han vuelto extremadamente importantes y el origen de ellos es peronista y del interior de la Provincia.
La ex presidenta se mostró con intendentes. Recorre el territorio que toque junto al intendente que toque. Su discurso dejó de ser tan “ciudadano” y se muestra más seguido con sindicalistas y obreros cegetistas. Se habla de un cierre de campaña multitudinario en el estadio “Juan Domingo Perón”,
el 17 de octubre.
Así piensa Cristina atraer ese voto peronista clásico del conurbano que le ha sido un poco esquivo en los últimos años de su mandato y que hicieron que el pobre de Aníbal Fernández pierda la gobernación en manos de la irascible Vidal.

¿Y con los votos de Sergio Massa que hacemos?. Es la gran pregunta y creo yo, serán los que definan esta historia. Massita logró en su mejor elección más del 40% de los votos Página 10  en 2013. Todos lo veían como la gran esperanza blanca para derrotar al kirchnerismo en 2015, pero algo pasó que hizo que en el 2015 el ingeniero sea dicha esperanza del establishment argentino. Lo que pasó será un problema de él y nunca sabremos nosotros, el común de los mortales, pero que pensemos que Magnetto y sus secuaces le bajaron el pulgar no sería tan descabellado, ¿no?.
Dicen por ahí que el 15 % que logró el hijo pródigo de Tigre es el piso y que difícilmente siga perdiendo votos pero siento poco probable este pensamiento ya que las primeras encuestas que han salido a la luz este fin de semana lo muestran por debajo de ese 15%.
El votante de Massa es antiK.

Si votan para ganar, ese voto caerá en manos de Cambiemos y si el votante de Massa está desencantado con él y la denunciadora serial Margarita, ese voto caerá en manos de Randazzo, será blanco o se quedará en su casa haciendo asado pero de ninguna manera caerá en manos de Unidad Ciudadana.
Por lo que creo será una de las armas más importantes que tendrá la Alianza Cambiemos y hacia ahí será dirigido el discurso de la gobernadora y su candidato.
¿Y la izquierda? En el 2015 dijeron que Scioli y Macri eran lo mismo. Su discurso no varió aunque la realidad les haya mostrado que se equivocaron así que seguirán durmiendo felices con esos dos o tres puntitos inútiles que logran en todas las elecciones.
Para terminar me quedan dos variables por analizar que también tendrán importancia ya que como bien dije más arriba, esta elección se definirá por un puñado de votos.
Una será qué harán los votos de los candidatos que no lograron el piso para ser candidatos en octubre, como los de Víctor De Gennaro y Pino Solanas, entre otros.

Supongo que Cristina será quién reciba esos votos por el perfil progresista de los votantes de dichos candidatos. No son muchos votos,
pero créanme que en octubre un voto se paga con oro. La segunda variable importante son los (entre 350.000 y 500.000) votos que “no votaron” en las PASO. Para ser más claro, los que se quedaron durmiendo en sus casas ese domingo. Será una incógnita que pasará con esos votos, nadie lo sabe aunque se cree que serán divididos en partes iguales para los principales candidatos, salvo que la campaña de alguno de estos sea impresionantemente brillante y encandile a estos. Pero no creo que eso pase, ¿verdad? Más de 30 días faltan. Una pequeña eternidad que en un país como este, todo lo que se escribe hoy, mañana es ciencia ficción.
Sólo les pido vayamos a votar, que voten bien y que cuiden su voto…
Cuidémonos entre nosotros aunque sea. Por último, mientras escribía esta humilde columna, me preguntaba:
¿DÓNDE MIERDA ESTÁ
SANTIAGO MALDONADO?

Diego Barone

©2021 ATUNLA. Todos los derechos reservados. Diseñado por Polsk