Nelso Farina

Los días Miércoles 04, jueves 5 y viernes 6 de julio celebramos el XXXVIII Congreso Nacional Ordinario y el XXXV Congreso Nacional Extraordinario de nuestra Federación (FATUN). El mismo se llevó adelante en nuestro Apart Hotel 17 de octubre, sito en la Ciudad de Villa Giardino, Córdoba. En oportunidad de dichos Congresos tuvimos la posibilidad de compartir la situación de las universidades nacionales en un contexto de políticas neoliberales y de ataque sistemático a la educación pública en todos sus niveles, y en particular sobre el sistema universitario. En el marco de las diferentes instancias deliberativas tuvimos nuevamente la posibilidad de escuchar e intercambiar miradas con nuestro Secretario general, el compañero Nelso Oscar Farina. Queremos en las siguientes líneas compartir algunas de sus reflexiones más sustanciales, aquellas que buscan ayudar a comprender la naturaleza de los diferentes conflictos por los que estamos atravesando, al tiempo que nos sirva para poder ir vislumbrando nuevamente un horizonte de dignidad para la familia Nodocente, dignidad que deberá antes que nada recuperar nuestro pueblo en su conjunto.

  En relación a lo sucedido con el Ministerio de Modernización de la Nación, en su intento por penetrar en las universidades Nacionales, el compañero Farina nos decía lo siguiente: “Yo les decía, tengamos cuidado con estos tipos que vienen con piel de cordero, que vienen del Ministerio de Modernización, diciendo, “venimos a ayudar, venimos a darle una mano”. Incluso alguno me decía, “por ahí vamos a conseguir más financiamiento, más presupuesto”. Ilusos que somos nosotros de creer esto, ¿no? Estos tipos no vienen de ninguna manera a sumar presupuesto, estos tipos sólo vienen hacer una radiografía para ver cómo nos van a cortar después, cómo nos van a achicar más tarde”.

   En lo referido a las conducciones sindicales, sus responsabilidades, y la perspectiva de un movimiento obrero organizado para resistir este embate de saqueo y miseria para el pueblo, Farina expresaba, “El movimiento obrero tiene que entender, sus dirigentes sobre todo, porque la base está clara y sabe dónde quiere ir, sabe cuáles son sus problemas; lo saben porque en realidad lo sufren. Y los dirigentes tienen que entender que si no lo representan como corresponde no merecen estar donde están. Digo, si un dirigente no representa a sus compañeros, para lo que lo han elegido, o es un traidor o es un traidor. Pero claro, esto muchos no lo entienden, porque se han acostumbrado a vivir de manera diferente a los laburantes. Y lógicamente que no es fácil volver al llano, y a veces se hace difícil entender lo que uno fue, cuando ya no es. Espero que nuestro aporte en la próxima comisión de la CGT sea a favor de tener una conducción que pelee por los trabajadores. Que represente a los trabajadores. Y que sea digna de representar a los trabajadores. Ese es nuestro objetivo”.

  Convocando siempre a la construcción de una unidad de acción para los tiempos que se avecinan, el compañero expresaba, “yo fui peronista siempre, soy peronista, y voy a morir siendo peronista. Estoy convencido que la doctrina peronista fue lo mejor que le pudo pasar al pueblo Y que si hoy tiene vigencia después de tantos años por algo es. Pero también soy muy respetuoso de los que no lo son. Creo que hay un montón de ideologías en el campo popular que no están divorciadas unas de otras. Y me parece bien que haya matices, y que esos matices nos diferencien porque si tenemos matices y nos diferenciamos tenemos debates, y si tenemos debates crecemos y aprendemos.  Lo que no me parece bien es que esos matices nos lleven a dividirnos. Esa no es una forma de sumar, esa es una forma de restar. La mejor forma de sumar es ver cuáles son los problemas en común”. “ojalá que en el ámbito político dejemos de hacer política barata y empecemos a pensar en hacer política en serio. Y ojalá que nunca más nos negocien en el Congreso nuestros derechos porque a ellos les interesa la gobernabilidad. La gobernabilidad no existe si se lesiona el interés de un ciudadano argentino. La gobernabilidad no existe cuando hay hambre cuando hay miseria cuando hay desprotección. Cuando hay atropello cuando hay falta de justicia. Pensemos seriamente entonces quienes nos tienen que representar también”.

  Para ir finalizando compartimos algunas otras textualidades del compañero Nelso Farina, “Yo los desafío a otra cosa a ustedes, porque sé que la postura nuestra tal vez no es la más comprometida, no hemos perdido ningún puesto de trabajo, pero si lo hubiésemos perdido no seríamos cosa de otro mundo porqué, ¿cuantos argentinos lo están perdiendo?

 ¿Y Qué diferencia hay entre un trabajador Nodocente y un

trabajador de cualquier otro ámbito? Somos trabajadores todos y

tenemos que ser solidarios con todos

Y además, porque nos va a tocar en cualquier momento”. “Entonces hablemos de la Argentina, hablemos de los argentinos. Nosotros tenemos que avanzar en la dirección que teníamos y que desgraciadamente no pudimos sostener. Una política como la que teníamos, a la cual había que hacerle correcciones claro. En su momento lo dijimos y hoy también te lo digo, Creer que el gobierno de Néstor y de Cristina era un todo bien nada mal es una ingenuidad, pero la orientación concreta de ese gobierno era la que todos queremos. Le podíamos sacar lo que había que sacarle y agregar lo que había que agregar. Pero sabíamos que con eso no iba a haber ni miseria ni gente con hambre. Entonces, yo digo, se puede decir que hay pobreza, pero una cosa mucho más grave es decir que hay hambre.  Esto es triste porque cuando ya hablamos de hambre es otra cosa”.

 

©2021 ATUNLA. Todos los derechos reservados. Diseñado por Polsk

Please publish modules in offcanvas position.